Entradas

Ilustración: «Mi caldero mágico». Acrílico sobre papel hecho con amor por Elena Caballero.

En esta luna llena de mayo, quiero compartir con vosotras una de las partes fundamentales que me ayudan a parir, año tras año, en Las Mujeres que hay en Ti, estos proyectos creativos entorno a la mujer: mi caldero. Tantos años viví de espaldas a él y me doy cuenta de la importancia de tenerlo en cuenta, incluso de pensar amenudo en él para «cocinar» la vida que yo quiero vivir de verdad. Pues dicen que allí adonde va tu atención, va tu energía.

El útero es el único recipiente milagroso capaz de nutrir y dar a luz un nuevo ser, una nueva entidad. Y, por supuesto, puede alumbrar otras infinitas creaciones. De hecho, desde él se ha creado este proyecto soñado de intentar comprenderme y aceptarme llamado Cuerpo de Mujer. Situado en el centro de la pelvis, es un espacio rojizo, tibio y ávido de vida, con forma de pera invertida. Junto a los ovarios, es el punto de energía más potente del cuerpo femenino.

Recordemos que las hembras, en cualquier especie animal y vegetal, somos fuente de vida en el universo, el gran útero creador . Esa energía imparable proviene de los óvulos, que se generan en los ovarios. Los ovarios son como dos huevos pequeños de color perla, situados uno a cada lado del útero. Aprovechemos toda su potencia para ponerla al servicio de nuestra propia vida

Localizado en la zona del segundo chacra, el útero está relacionado con las emociones, la creatividad, la sexualidad y las relaciones interpersonales. De hecho, es conocido como el cerebro o el corazón de abajo, por la gran carga emocional que sostiene. Es el lugar donde todo lo que se siembra puede florecer.

Al tratarse de una cavidad vacía, el útero está diseñado para contener, nutrir y gestar. Por ello, muchas veces también puede haber información obsoleta ocupando nuestra capacidad creativa y fértil. Viejas afirmaciones como las niñas buenas no hacen o sienten eso, pueden llenar nuestra matriz de culpas y miedos.

Es vital para la mente y el cerebro emocional de la mujer -su útero- saber qué creencias resetear de su sistema. Y decidir también qué energías permitir entrar en su cuerpo y cuáles no. Esto anima y multiplica el inmenso poder creador de nuestro caldero.

¿Qué quieres crear en tu vida?

 

No podía empezar mejor este mes de marzo.  Este fin de semana he viajado a Barcelona a conocer a la mismísima Miranda Gray, autora del libro Luna Roja en el que he inspirado mi proyecto creativo y formativo “Las Mujeres que hay en Ti”.

Cuánto honor estar al lado de Miranda Gray, la inspiradora de mi primer calendario Las Mujeres que hay en Ti.

Allí he gozado de uno de sus talleres para iniciarme como Moon Mother  (Madre Luna) y poder realizar la “Bendición del útero”.  Me ha sorprendido su enorme sencillez y simpatía, y aún estoy alucinando con la cercanía de esta luminosa británica que ha conseguido convocar vía internet una meditación por la Bendición del Útero a escala mundial y conectar a más de 42 mil mujeres en apenas unos meses.
El objetivo de esta llamada colectiva es conseguir elevar nuestra conciencia y reconectarnos con lo divino femenino para sanar el cuerpo y las emociones a través de meditación, visualización y canalización de energía. Y se nota que hay ganas de ello, que cada vez más mujeres nos sentimos con el poder y las ganas para cambiar y disfrutar del mundo ;-).

Durante el taller con Miranda Gray en Barcelona.

Será por la llegada de la inminente primavera pero siento que todo está a punto de cambiar, y me doy más cuenta de esta grandeza de ser mujer. Sé que me debo a mi misma sentir por fin mis raíces, como ser sagrado perteneciente a la naturaleza y asemejado a la luna, referente perfecto en el infinito espacio de nuestros cambios.

A las más de 40 mujeres que hemos sido iniciadas en Barcelona estos días como Moon Mother nos percibo como un ejército de madres luna, portadoras de un saber primigenio, el del respeto a la fuente, a la veneración del caldero sagrado de donde todo nace. Debo pisar con amor la tierra que me sostiene y acompañar a otras mujeres que lo deseen a aceptar sus cuerpos, sus vidas, su sexualidad, su creatividad y espiritualidad. Y por supuesto a celebrar las fases de la luna, las estaciones y el ciclo menstrual.

Cada cuenco, con su velita, representa el útero de cada participante en la sesión.

La Bendición del útero es una combinación de los aspectos de la activación energética de la meditación del Árbol del Útero con técnicas de canalización de la energía. Ser una Moon Mother es un servicio que nos permite ser compañeras en el viaje de vida de otras mujeres.

Comienzo mis bendiciones a otras mujeres en primavera, cuando integre todo lo vivido en este fin de semana de iniciación de la mano de Miranda. Ya somos 400 Moon Mother en el mundo y el número aumentará mucho este año.

Las nuevas Moon Mother 2013!


Juntas vamos a dar la bienvenida al gozo de ser mujer en estos principios del siglo XXI!

¿Has participado en alguna bendición mundial de útero? 
¡Cuéntanos tus experiencias!