Entradas

¡Sabias! ha llegado el tiempo de que la Sabiduría de la Meditadora tome las riendas de este mundo agotado y violento. Es nuestro momento de parar, sanar las viejas heridas, pacificar las tierras y los océanos interiores y descansar. Confiad en que AHORA es nuestro turno de cambiar el rumbo.

La Sabia Meditadora por Elena Caballero

Ilustración: «Sabia Meditadora». Acrílico sobre papel hecho con amor por Elena Caballero.

A medida que recorre el camino de la vida, la mujer madura anhela tener tiempo para estar solas consigo misma. Busca alguna forma de conectar con su interior. Y lo hace mientras ordena sus cosas, escribe, baila o se sienta junto al mar, pues en esas ocasiones es capaz de sumergirse en el momento presente.

Para la Sabia, el espacio en soledad y silencio interior es un santuario al que necesita volver cada vez más a menudo, y por eso lo pide. La madurez  nos enseña la habilidad de encontrar la paz y la serenidad sin esperar que alguien la provea.

El objetivo es librarse de las cargas, para poder saborear y aceptar la vida a cada momento, en medio del frenético ritmo exterior. Esta energía de sabiduría nos recuerda al arquetipo de la Anciana, que suele visitarnos cada mes durante la menstruación y a partir de la menopausia.

Pero sólo se llega a la Sabia Interior dedicando tiempo y lugar para escucharla o sentirla. Entonces esa sabiduría es la fuente de inspiración para poner en acción a la mujer auténtica y profunda que hay en ti.

Mujeres, Sabias del mundo, ha llegado la hora de tomar las riendas. Sabed que nuestra luz y nuestra paz interior, sólo con imaginarlas en nosotras, brillan como un millón de soles en los corazones que habitan este planeta. ¡Somos las Guardianas de la Vida! Escucha a tu Sabia.