Entradas

Esta diosa del Amor y de la Belleza,  que dibujé para la serie de Las Diosas que hay en Ti es el arquetipo de la Amante, en el sentido de amante de una pareja, de sí misma, de la vida. Siento que quisiera sentirme más a menudo como esta dama, tan poderosa, sensual y despreocupada de temores.

Ilustración: «Afrodita, la diosa creativa del amor y la belleza». Acrílico sobre papel hecho con amor por Elena Caballero.

Esta diosa del Amor y de la Belleza, es una de las más queridas del calendario y agendas Las Diosas que hay en Ti. Cuando las mujeres la miran caen rendidas a sus pies, pues lo que tengo claro es que todas tenemos una Afrodita dentro o una gran nostalgia de sentirla o reconocerla. 
Elegí el mes de julio para ella porque es el mes cálido en el hemisferio norte en el que es relativamente más sencillo retomar el contacto con los sentidos y la naturaleza.

Sabemos que cada vez es más necesario que la mujer redescubra su sexualidad y vivir una nueva y más profunda femineidad, conectada con la tierra, su cuerpo y su intuición. Por eso cuando una mujer encarna este arquetipo,  se abandona al disfrute de su cuerpo y a una sexualidad plena. Afrodita es una diosa alquímica, una tremenda fuerza para el cambio. Además, a través de ella, surge la creatividad, la atracción, el nacimiento de una nueva vida o una obra de arte.

Las mujeres que tienen activa a Afrodita sienten el impulso de conocer al otro y de ser reconocida, a su vez. Lo que más seduce de ella es su forma de prestar atención, pues bajo su mirada todo se vuelve fascinante. Es la diosa que vive en el aquí y ahora, olvidándose de lo demás. Todas las mujeres experimentamos a Afrodita cuando nos enamoramos o cuando creamos.

Su patrón es enamorarse fácilmente, sentir atracción erótica y poseer un fuerte impulso sexual. No debe sentirse culpable por ello, pero sí disfrutarlo tomando conciencia del posible daño que hace cuando abandona a alguien por otro foco de interés. Por lo general, llegará a alejarse de las relaciones mágicas momentáneas, cuando decida descubrir las dimensiones humanas del amor. Así aprenderá a amar al otro y a sí misma con sus imperfecciones. Su lema puede ser: «Disfruto plenamente del placer y la belleza, soy sensual y creativa”.

 

“Afrodita, ayúdame a amar y a cuidar y disfrutar de mi cuerpo”