Motivación / Liderazgo / Hablar en público / Emprender / Comunicación / Viajes

Mi árbol de Navidad 2012.

Cuando me he levantado esta mañana, tras ser despertada por mis hijos jugando en el salón, he descubierto estar viviendo las mejores navidades de mi vida. El motivo es que semanas atrás tomé la decisión de regalarme lo más precioso: escucharme y descubrir mi pasión.

Gracias a eso, me impliqué cien por cien en un proyecto con tres ingredientes fundamentales para mí: arte –expresarme con dibujos-, escritura –poder comunicar ideas de forma sugerente- y un mensaje de valor –las oportunidades que ofrece la naturaleza cíclica de la mujer-.

Y ¿cuál es el regalo? Pues el haber conseguido por fin, pasar a la acción. Que todos esos ingredientes pululando sin rumbo por mi pensamiento se conviertan en algo real que se puede oler y tocar. Así ha nacido el calendario de Las Mujeres que hay en Ti, sobre ciclo menstrual inspirado en el libro Luna Roja de Miranda Gray que terminé a primeros de diciembre.
Desde que salió, muchas personas habéis conectado con él y da mucha alegría observar las caras de la gente viendo tu trabajo con el cariño y curiosidad que lo mirarías tú.

Por eso, mi mejor regalo es haber confiado en mí misma. El reto fue desafiar a los dragones internos que me gritaban: “no llegarás a tiempo, es demasiado tarde para un calendario”, “no sabrás ilustrarlo, no tienes experiencia”…y también pasar por encima de los “pasion killer” que te dicen: ¿para cuándo algo de provecho?

Darme permiso para dejarme llevar por mi intuición me reconcilia con mi niña interior, que quiso todos estos años poder expresarse y sacar sus dones.  Por eso, el mejor regalo es escuchar tu voz interior y actuar. Cuando estás abierto, de pronto un día, tu corazón, tu cuerpo y tu mente hablan al unísono. Y ya no queda otra opción que fluir y confiar. 

 

Yo te pregunto, ¿qué te dice hoy tu corazón?