Entradas

Mujer Mar renace en mí

Recién estrenado julio qué mejor que imaginarnos en nuestros escenarios naturales favoritos, no? Para pintar la Mujer Mar me inspiré en la gran ola de Kanagawa, del maravilloso artista japonés Katsushika Hokusai (1760–1849). La fuerza inmensa de ese dibujo estaba en mi mente cuando quise reflejar el significado que para mí tiene la mar como gran madre del planeta. Ojalá puedas darte muchos baños en ella, escucha, escucha lo que te dicen sus aguas…

200px-Kanagawa-oki_nami-ura_-_huge_wave_against_human

La gran ola de Kanagawa de Hokusai

«Soy el mar, la mar, la madre original, de donde todas las criaturas proceden y adonde todas vuelven.  Estoy aquí y allí, arriba y abajo, adentro y afuera… Envuelvo con mi manto todo el planeta, tiñéndolo de azul, como una impresionante esfera de agua, vista desde el espacio.

En la cultura esquimal, recibo el nombre de Sedna, reina de las profundidades y la más anciana de todos los seres. Soy la diosa con cola de pez, la ballena sagrada que da vida a los pueblos. Yo decido qué animales se pueden capturar para comer y cuáles deben ser respetados, si no, me enfurezco.

Mujer_Mar_by_Elena_Caballero

Mujer Mar por Elena Caballero

Un abrazo colosal te espera cuando caminas por la arena hacia mí. Te zambulles, y al bucear, te aíslas de inmediato del mundanal ruido. En mi fondo reina un asombroso silencio, el de la meditación profunda. La mente se aquieta cuando te atreves a observar el oleaje de tus pensamientos, sin engancharte a ninguno.

Mis inmensas aguas representan el mundo de tu inconsciente. La parte informal, femenina y voluble de las emociones.  Soy como la psique humana. La superficie representa el movimiento atropellado de los pensamientos, mientras que en mi fondo, yacen la calma, la meditación y el sueño.

Entra en mí con respeto y sin miedo. Abandónate. Yo te meceré para colmarte de tesoros y despertarte  de la cabeza a los pies».

(Texto para el mes de julio de mi calendario Mujeres de la Naturaleza  2016).

Y yo te pregunto ¿Qué es el mar para ti?

¿A qué nueva mujer renaces tras zambullirte en el mar?

(Lánzate al mar…y dime algo…(:)

La Mujer Río fluye

De mis bucles torrenciales todo nace, ya que el agua, símbolo de vida por excelencia, es el principio y final de todas las cosas sobre el planeta. Soy la Dama del Río, un puente azul entre lo material y lo inmaterial. Mi flujo constante representa el cambio, la transmutación y los nuevos comienzos.  Circulo sin detenerme por las venas de la tierra en forma de sangre, savia, lluvia o leche.

Según la tradición oriental, soy el elemento más admirable que existe en la naturaleza, pues evito la altura y tiendo a buscar las zonas más bajas. Atravieso los obstáculos y me adapto a todo tipo de forma, purificando con fervor todo a mi paso.

Mujer_Río_by_Elena_Caballero_Arenas

Comparan mis aguas con las emociones, moviéndose serpenteantes y enardecidas, por el transcurso irreversible del tiempo. Mi caudal impetuoso ha inspirado a pensadores y poetas, desde el  inolvidable Manrique que cantaba “Nuestras vidas son los ríos que van a parar a la mar”,  hasta  el mismo Heráclito que supo que nunca en el mismo río te podrías bañar.

Lo mío es fluir en todo momento. No me estanco, ni me apego. Fluyo por el puro placer de fluir, renovada, como una cascada. Te reto a contemplarme desde la orilla o a dejarte arrastrar por la corriente.  Bañarse en mí es el acto entregarse a la vida para morir y renacer de nuevo.