Espacio a la luz

¿Por qué iniciar este año un proyecto como el de Guerreras de la Luz? Porque me gusta empezar a practicar el sentir mi lado más amable e intentar que aumente un poco más cada día.

Creo que al menos intentarlo es lo más valioso mientras camino por este cachito de universo. Puesto que estoy convencida de que hay que hacer algún tipo de firme contrapeso a la intemperie.

La rendija de luz que asoma cuando elijo estar alegre o ser generosa o paciente, en mitad de una crisis de apatía, egoísmo o enfado, es asombrosa.

Cuando opto por crear espacio y no ahogarme bajo mi sombra, tan necesitada de reconocimiento también, me recompongo.

Cuando consigo sostener mi lado menos encantador incluso con algo de cariño, parece que se alumbra el mundo entero. Y me da un subidón…


¡Feliz nuevo año como Guerrer@s de la Luz!

¡Salid y multiplicáos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.