Salir al bosque

Siguiendo con la idea del calendario Las Edades de las Mujeres avanzando con el año, aparece en febrero las vivencias de la niña del segundo septenio, entre los 7 y los 14 años. ¡Cuántos nuevos retos a los que hacer frente y qué tiempo maravilloso de aprendizajes!

Un verano, recorrimos España con nuestros padres a bordo de una caravana. Aún recuerdo los paisajes, los monumentos y la cálida atmósfera de aquel viaje inolvidable, donde pudimos palpar toda la belleza del universo. Esa sensación de belleza es la que se atesora en estas edades, etapa en que se forma nuestro sentido estético.

Aunque el calor del hogar es vital, yo ya estoy lista para salir del nido y explorar el bosque, que es el colegio. Ahora saboreo una creciente fantasía donde lo mismo soy la heroína, que la bruja o el ladrón.

Como paso más tiempo en el cole -en Madrid, adonde nos trasladamos-, mis maestros y maestras ocupan un lugar privilegiado en mi reino. Su visión del mundo y enseñanzas me influirán siempre.

Se precisa de una autoridad amada. Adultos capaces de mostrarme que el mundo es bello de una manera verídica, imaginativa, sagrada, mientras lo viven en su propia vida y con su ejemplo. He de tomar confianza para tomar impulso y cruzar el gran río de la vida.

Entorno a los doce años, empiezo a notar cambios en mi cuerpo y en mis emociones. Aparece mi primera menstruación y me dicen eso de que ya soy mujer. Los escucho en silencio. ¿Qué querrían decir? Intuyo que aún falta mucho para eso.

3

¿Qué es lo que más te gustaba hacer de niña?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.