La heroína está dentro de mí

Estamos en el ecuador del año, en este junio soleado y apacible donde muchos ciclos se cierran y otros espacios comienzan. Este mes, corresponde por el calendario de Las Edades de las Mujeres que ilustré y escribí para 2019 con el septenio de los 35 a los 42 años. Muchas de vosotras puede que os sintáis identificadas con estas experiencias.

«Estoy en el ecuador de mi vida. Me parece haber encontrado mi lugar. También soy capaz de emprender grandes proyectos y asumir responsabilidades. Ya formé mi familia y mis hijos, destacados protagonistas de este septenio, que son ahora mis grandes maestros.

Lo tengo todo, aunque no parece ser suficiente. Cierta sensación de vacío me empuja al encuentro conmigo misma. Podría elegir la opción de ocultarlo con artificios para dormir, o para levantar el ánimo y recobrar energía. Aunque ya es hora de dejar esa tendencia. Basta de poner en entredicho mis propias capacidades.


Hacia los 40 años, con una personalidad más madura, tengo claro que no voy a seguir viviendo en el desierto de las apariencias. ¿Qué quiero hacer con mi creatividad? A partir de este momento, siento la necesidad de ser yo misma; de hacer algo que tenga valor.

Buscando respuestas, me fui de peregrina al Camino de Santiago. Allí se me revela que todo es más fácil cuando tienes una dirección clara. Eso me permite concentrar mi energía y ponerle nombre a los sueños que hasta ahora ignoré.

Nunca te has preguntado: ¿Dónde está el alma?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.